Tipos de mermeladas

El mundo de las conservas dulces es más amplio de lo que parece a simple vista porque no todas las recetas con fruta se pueden considerar mermeladas.

Aunque para muchos, los términos “confitura”, “mermelada”, “compota” y “jalea” son sinónimos y se suelen usar indistintamente, realmente se trata de productos distintos y la diferencia está principalmente en la proporción de azúcar y el proceso de elaboración.

Tipos de conservas con fruta: mermeladas y mucho más

Podemos establecer 7 tipos de conservas a base de fruta:

  1. Mermelada
  2. Confitura
  3. Almíbar
  4. Compota
  5. Dulce de frutas
  6. Jalea
  7. Chutney

Y estas son las diferencias entre ellas:

Mermelada es la conserva clásica con fruta fresca y una proporción de azúcar de ½ a ¾ partes del total. Puede tener textura batida/cremosa o con trocitos. Suelen ser menos espesas y menos azucaradas que las confituras. En este blog nos encantan las mermeladas caseras aunque con menos cantidad de azúcar o con otros endulzantes naturales.

Confitura: contiene trozos más grandes de fruta e incluso fruta entera suspendida en un almíbar que hace que sea mayor la proporción de azúcar: 1:1 e incluso 1,5:1. Es un producto más espeso y dulce que la mermelada.

Almíbar: cuando la fruta se conserva entera (si es pequeña) o en trozos en un jarabe de azúcar. Por ejemplo, para hacer melocotones en almíbar usamos 1 kg de la fruta, 250 gr de azúcar y 1 litro de agua.

Compota: es básicamente fruta cocida, sin más. Se añade poca azúcar o incluso nada. Las compotas requieren fruta con una pulpa más carnosa y por ello especialmente manzanas, peras y, opcionalmente, ciruelas suelen ser susceptibles de compota.

Dulce de frutas: realmente es puré de frutas que se cuecen en un almíbar lentamente durante bastante tiempo hasta que estén muy concentrados. El membrillo es el ejemplo más conocido de este tipo de elaboración. El dulce de fruta es muy sólido y se puede cortar frente a la compota que es más untuosa.

Jalea: a diferencia de las mermeladas, son transparentes y sólidas porque se elaboran con el zumo o la infusión de las frutas que posteriormente se cuela. Tienen apariencia de gelatina de colores y exigen menos cocción que las mermeladas.

Chutney es una salsa sofrito agridulce que combina verduras y frutas con distintas especias. Ni pisto de solo verduras ni mermelada de solo frutas. Un ejemplo es este chutney de calabaza especiado o de manzanas y pasas.

 

Teniendo en cuenta estos conceptos, cuando tengas mucha fruta de temporada y quieras preparar conserva puedes elegir el tipo que mejor se adapte a tus preferencias. Todas ellas, excepto el dulce de frutas, se pueden conservar durante meses esterilizando los botes.

¡Felices conservas dulces!

MERMELADAS SIN AZÚCAR

Y si quieres profundizar en este tema, preparar tus propias mermeladas caseras 100% fruta y con endulzantes saludables (o sin ellos) y disfrutar de estas conservas dulces sin remordimientos, no te pierdas nuestro Taller online MERMELADAS CASERAS Y SALUDABLES.