Crónica del curso de cocina para padres e hijos en Arnedo (La Rioja). Noviembre 2017

¿Se os ocurre un plan mejor que pasar una tarde de otoño que cocinando y disfrutando en familia? Lo hicimos hace unos días y podéis ver los resultados en las siguientes fotos.

Coincidiendo con la celebración del Día de la Infancia y organizado por el Ayuntamiento de Arnedo, La Rioja, realizamos una clase de cocina para madres/padres e hij@s (8 parejas) con distintos objetivos: pasar una tarde diferente y agradable, cocinar casero y saludable, pero recetas que gusten a los niños, conocer nuevos ingredientes y aprender alternativas para comer más verduras y reducir el azúcar.

Y ¡objetivo cumplido!. Los alumnos han conocido el trigo sarraceno, un pseudo-cereal muy versátil y sin gluten, en un rico batido energético sin azúcar con bebida de avellanas preparada por ellos mismos; han aprendido unas tortitas más sanas con copos de avena y plátano y una “nocilla” alternativa con chocolate y cacahuetes; han “jugado” con calabacín y berenjenas en piruletas; y han preparado unas hamburguesas caseras como las de antes y en pan especial con patata cocida muy esponjoso.

Este era el menú:

  • Piruletas de calabacín y berenjena
  • Batido energético natural con la leche vegetal casera
  • Hamburguesas caseras al horno con pan de patata. La versión vegetariana serían estas con tofu y verduritas
  • Tortitas de avena y plátano con “otra” nocilla
  • Espuma de fresa

Cuando los padres y madres estamos relajados, podemos hacer muchas cosas con los niños. Ellos solitos amasaron el pan de hamburguesa, montaron nata, rebozaron las verduras, pelaron medio kilo de cacahuetes, dieron forma a las hamburguesas y todo eso casi sin mancharse :).

clase de cocina con niños en La Rioja

👩🏼‍🍳 Ayer padres e hijos cocinaron mano a mano en el Curso de Cocina del Centro Joven Arnedo con motivo del Día de la Infancia.

Geplaatst door Ayuntamiento de Arnedo op zaterdag 11 november 2017

El funcionamiento de estas clases en familia es el siguiente: les muestro en una presentación proyectada las recetas a elaborar y enseño los ingredientes nuevos y algunos alimentos que vamos a utilizar. De esta manera, los alumnos están unos minutos sentados y en calma y rompemos con el estrés y la rutina del resto del día. Después quitamos las sillas y cocinamos las recetas en grupitos de 2-3 parejas, pero vamos viendo los pasos que elaboran el resto de compañeros. Al final, nos sentamos todos juntos a la mesa a probar lo cocinado y cada equipo explica cómo lo ha hecho, los retos a los que se ha enfrentado y sus consejos.

No siempre gustan todas las recetas a los niños, claro, pero lo prueban todo y disfrutan de recetas que ellos mismos han cocinado.

Merece la pena cocinar en familia o con amigos.

 

 

 

 

Imprimir Enviar Sin Comentarios

Tienes algo que decir? Déjanos un comentario!