Cómo usar un pasteurizador de conservas y recetas de compota y mermelada más sanas (vídeo-tutorial)

pasteurizador de conservas y recetas de compota y mermelada

Somos una familia de conservas.

Mi abuela Felisa preparaba para toda la familia salsa de tomate frito (y yo he heredado la receta) y a nosotros nos encanta la mermelada con fruta de temporada.

Para conservar los botes, solíamos usar el método tradicional: hervirlos al baño maría en una cazuela grande unos 20 minutos. Pero existe una forma más fácil, rápida, con más capacidad porque caben más botes que en cualquiera de las cazuelas que solemos tener en casa y que realiza el baño María de forma exacta y controlada.

El aparato de acero de la foto se llama pasteurizador de conservas y en este artículo os vamos a explicar sus ventajas, cómo usarlo, los tarros de los mil usos y receta de compota de pera sin azúcar y mermelada de melocotón a la vainilla.

En este vídeo-tutorial podéis ver todo paso a paso y abajo las explicaciones:

ÍNDICE

  1. 8 ventajas del pasteurizador de conservas
  2. Cómo se usa el pasteurizador de conservas
  3. Qué son los tarros de cristal de los mil usos
  4. 7 ventajas de los tarros de los mil usos y su sellado hermético
  5. Recetas de compota de pera sin azúcar y mermelada de melocotón a la vainilla
  6. Otras conservas y mermeladas

1. 8 ventajas del pasteurizador de conservas

A diferencia de una cazuela con agua hirviendo en la que no controlas la temperatura y cuando hierve sale el agua a borbotones, el pasteurizador presenta estas ventajas:

  1. Es mucho más limpio, seguro y eficaz
  2. Control de la temperatura en todo el proceso. El aparato cubre de 0 a 100º
  3. Temporizador: se programa el tiempo y se desconecta automáticamente. Según el tipo de conserva, cambia la temperatura y el tiempo. Por ejemplo, siguiendo las tablas del aparato, esta compota y mermelada necesitan 30 minutos a 90º
  4. Tiene un grifo de vaciado, algo muy cómodo para vaciar todo el agua del interior porque por el tamaño, es un aparato pesado. Además, como también sirve para preparar caldos y sopas, es un útil dispensador
  5. Las asas no queman porque son termoaislantes. Y se cogen con facilidad
  6. Materiales. Tanto el contenedor como la tapa son de acero inoxidable. La tapa tiene un sistema de bloqueo y protección contra el calentamiento
  7. Más usos. Además de pasteurizar de conservas sirve para preparar caldos y estofados o guisos
  8. Gran tamaño. En el de la foto caben 12 litros de agua y unos 8 botes o más según el tamaño. Los hay más grandes con más capacidad

2. Cómo se usa el pasteurizador de conservas

Es muy sencillo.

Se llena el pasteurizador con los botes de las conservas. Al fondo hay una parrilla para la correcta circulación del agua.

Se llena con agua suficiente para que cubra los últimos botes de arriba o hasta la marca de “máximo”.

Se pone la tapa, se enchufa a la electricidad, se da al botón de encendido y se programa la temperatura.

Se enciende una luz (Heating) hasta que se alcance esa temperatura y luego se enciende otra (Keeping warm). En ese momento, se programa el tiempo y ya está.

Hay que esperar a que pase el tiempo y el aparato se apago solo.

Esperamos a que enfrÍe un poco para vaciar el agua a través del grifo encima de la fregadera, sacamos los botes con un guante del horno por si queman y a disfrutar de nuestras conservas caseras perfectamente pasteurizadas.

3. Qué son los tarros de cristal de los mil usos

El pasteurizador se puede usar con cualquier bote de cristal para conservas.

Estos son los llamados “tarros de los 1000 usos” porque son muy versátiles.

Sirven para guardar todo tipo de alimentos, congelar, hornear, presentar postres y preparar conservas herméticas y 100% seguras.

Hay de muchos tamaños, distintas alturas (también para espárragos) y botellas.

4. 7 ventajas de los tarros de los mil usos y su sellado hermético

  1. Los materiales de primera calidad, libres de tóxicos y totalmente seguros. Cristal del bote y la tapa, caucho de la goma y acero inoxidable de las grapas
  2. Los alimentos solo están en contacto con el cristal = higiénico y seguro
  3. Las tapas están separadas del tarro (a diferencia de otros que está unida por detrás), esto hace que sean más fáciles de limpiar y manejar
  4. Tapas planas que se apilan una sobre otra con facilidad
  5. La boca es ancha y eso facilita el relleno y el horneado cuando se cocinan bizcochitos, brownies, coulants, …
  6. Sistema de grapas para unas CONSERVAS TOTALMENTE SELLADAS y seguras. A diferencia de los botes tradicionales que pueden estar cerrados, pero haber perdido el vacío por dentro y no te das cuenta (con lo que ello implica de riesgo y pérdida de calidad), estos tarros quedan abiertos si no se hace el vacío y siempre tienes la certeza de que cuando están herméticos, el vacío se ha realizado al 100%.
  7. Muy cómodos de usar, solo hay que colocar 2 grapitas por tarro, nada más. Con 2 es suficiente para que salga aire del tarro y al enfriarse (se quitan las grapas), se hace el vacío perfectamente

5. Recetas de compota de pera (sin azúcar) y mermelada de melocotón a la vainilla

compota y mermelada

COMPOTA DE PERAS

INGREDIENTES

  • 2 kilos 900 gramos de peras que una vez peladas y descartadas algunas mustias queda en unos 2,5 kg
  • 300 ml de agua, según la consistencia de las peras. Si se necesita más, ya le añadiremos

ELABORACIÓN

Pelamos las peras, quitándoles los rabitos y eliminado si tienen algún trocito oscuro.

Las troceamos y las colocamos en una cazuela con el agua. Hemos usado esta cazuela de cristal

Cocemos aproximadamente 1 hora removiendo de vez cuando para que no se pegue.

Comprobamos la textura y decidimos si quitamos algo de agua (si quedase) antes de batir o no. Batimos bien.

A nosotros nos gusta una textura cremosa, como las de potitos de bebé 🙂

La envasamos en botes y pasteurizamos en el aparato pasteurizador del vídeo o al baño María tradicional.

SUGERENCIAS para tomar la compota

Podemos comer esta compota tal cual, como postre o merienda, o como parte de una receta como: vasitos con compota, yogur, granola o frutos secos; o para el relleno de una tarta de hojaldre, o relleno de empanadillas dulces con un poco de chocolate rallado, o salsa y guarnición de otros platos.

Se puede congelar o guardar pasteurizada como en el vídeo.

En las recetas de repostería vegana se usa para sustituir huevos.

MERMELADA DE MELOCOTÓN A LA VAINILLA

INGREDIENTES

  • 4 kg de melocotones
  • 300 gr de azúcar de caña, una que sea clarita mejor para no oscurecer la mermelada
  • 1 vaina de vainilla
  • 300 ml de agua. Si se necesita más, ya le añadiremos
  • Opcional: 1 ó 2 cucharas de agar-agar en copos o polvo para engordar la mermelada si no nos gusta la textura resultante. El agar-agar es un gelificante natural que procede de algas

ELABORACIÓN

Pelamos, quitamos el hueso y troceamos todos los melocotones.

Los colocamos en una cazuela grande con el azúcar, agua y la vaina de vainilla abierta longitudinalmente por la mitad y habiendo raspando el polvillo interior que es lo que aportará un inconfundible y suave aroma de vainilla.

Hemos usado esta cazuela de cerámica esmaltada.

Cocemos a fuego suave aproximadamente 1 hora, hasta que comprobemos que toda la fruta está blandita

Comprobamos la textura y decidimos si quitamos algo de agua (si quedase) antes de batir o no. Batimos bien y volvemos a comprobar si la textura es de nuestro gusto.

Si nos gusta la mermelada más cremosa y algo líquida, perfecto.

Si nos gusta más compacta, añadimos 1 cucharada de agar-agar en polvo o 2 cucharadas de agar-agar en copos y cocemos otros 5 minutos más removiendo bien para que se disuelva bien. Cuando se enfríen los botes es cuando solidifica/se endurece la mermelada, no antes.

OJO: cuando la mermelada hierve, salta mucho y hay riesgo de quemarse. ¡Y la mermelada quema muuuuucho!

La envasamos en botes y pasteurizamos en el aparato pasteurizador del vídeo o al baño María tradicional.

 6. Otras conservas y mermeladas

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Imprimir Enviar Sin Comentarios

Tienes algo que decir? Déjanos un comentario!