ketchup casero de cherrys

Tiene muchos retractores, pero es un hecho que el ketchup o salsa de tomate condimentada con vinagre, azúcar y especias es una de las recetas más internacionales y que más gusta a los niños.

Hacer ketchup en casa es muy fácil y nos permite adaptarlo a nuestros gustos y preferencias eligiendo alimentos naturales y el toque de dulzor y aromas. Existen muchas recetas de ketchup casero. En nuestro ebook “El Tomate: 20 recetas caseras de conservas, salsas y más” detallamos la receta de ketchup express que se elabora con tomate frito preparado al que se añade un poco vinagre, azúcar de caña o endulzante, clavo y salsa Perrins o Worcestershire. En una receta muy rápida y con la que quedas muy bien en muchos platos.

En cambio, esta receta de ketchup casero de tomatitos cherrys se elabora a fuego lento, es más delicatessen y contiene más especias que le aportan con un sabor inconfundible. Estos son los pasos:

Ingredientes

  • 2 kg de cherrys crudos
  • 3 cebollas, preferentemente rojas
  • 2 ramas de apio. Nosotros solemos tener apio congelado en trozos
  • 3 ajos
  • 220 gr de azúcar de caña. La cantidad de azúcar en los ketchup originales oscila entre el 3 y 10% del contenido. Se puede sustituir por unas 4 cucharadas de melaza de arroz, agave, miel, … pero tengamos en cuenta que cambiará ligeramente el sabor
  • 200 ml de vinagre de manzana, podríamos reducirlo un poco para que quede menos fuerte
  • 4 o 5 tomates secos
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharadita de sal marina
  • 4 clavos de especia

Elaboración

ketchup pasos

1. Pelamos, troceamos las cebollas y las pochamos en una cazuela con un poco de aceite de oliva y sal hasta que queden algo transparentes

2. Añadimos los cherrys limpios, troceados, sin rabitos y dejamos cocer más de 1 hora y media o hasta que reduzca bastante los líquidos de la cazuela

3. Es el momento de usar EL PASAPURÉS para eliminar pielecillas y semillas porque después quedará la salsa espesa y será más difícil

4. En la misma cazuela añadimos la salsa de tomate de cherrys y el resto de los ingredientes y cocemos otra hora más o hasta que se disuelva perfectamente el azúcar y la salsa espese a nuestro gusto

5. Batimos para conseguir una textura cremosa y para diluir los clavos, los tomates secos y los posibles grumos

6. Y ya está lista para usar en nuestras hambueguesas vegetales u otros platos.

CONSERVAR

Como cualquier salsa de tomate: en botes de cristal bien limpios y hervidos unos 20 minutos. Nos han salido unos 7 botes pequeños.

conserva ketchup

 

Esta receta la he sacado, adaptando las cantidades, del libro “Manual de autosuficiencia: guía práctica completa para vivir de la tierra

manual-de-autosuficiencia