El hummus es un plato milenario de la cultura oriental pero está más de moda que nunca. En España hace años que se ha convertido en un must en muchas reuniones de amigos y hasta en fiestas infantiles, y desde hace poco tiempo hasta los supermercados Mercadona lo venden ya hecho en versión clásica y con pimiento o aceitunas negras, una prueba clarísima de que este paté de garbanzos cada vez tiene más fans.

Existen muchas versiones del hummus pero esta con tomates secos merece la pena probar porque fusiona la suavidad de la legumbre con el sabor más pronunciado y agradable de los tomates secos que, además, le suben los colores al hummus quedando de un tono más rojizo.

Y esta es la sencilla receta de hummus con tomates secos:

Ingredientes

  • unos 300 gr de garbanzos COCIDOS, si los cocemos en casa recordemos que el peso en seco será de unos 125 gr
  • 4 tomates secos, y otro para guarnición, que dejamos una 1/2 hora en remojo con agua. Con cherrys secos también sabe muy bien porque son más aromáticos. Habría que usar un buen puñado
  • 100 ml aceite
  • 100 ml de agua (podemos usar la de remojar los tomates secos o de la cocción de los garbanzos en casa)
  • 3 cucharadas de tahini -crema de sésamo-
  • 2 ajos pequeños
  • comino y pimentón al gusto

Elaboración

1. Rehidratamos los tomate secos en agua al menos 1/2 hora y reservamos es agua para ir agregando al paté según la textura deseada. Troceamos los tomates y guardamos uno para añadir al final como tropezones

2. Batimos en un cuenco todos los ingredientes (garbanzos, tahini, tomates) añadiendo los líquidos poco a poco y empezando con 1 ajo -si no queda muy picante, añadimos el otro-.

3. Al final, especiamos, incorporamos el tomate en trocitos y degustamos con pan naan -hindú-, grisines o colines, crudites de verduras, nachos o como acompañamentos de ensaladas u otros platos

Otros patés vegetales

Guardar