Con esta receta de trufas con crema de whisky casera (tipo Baileys) he participado en un concurso de leche condensada La lechera junto con otros 77 cocinitas. No he ganado pero me ha dado la oportunidad de curtirme en el tema de las trufas (que no es tan fácil como parece) y divertirme con mi amiga Maite repitiendo la receta 3 veces (y hartándonos de trufas) hasta que hemos conseguido una textura ni blanda ni cemento.

La crema de whisky casera es barata (en comparación con las marcas comerciales), está muy rica y nos permite autosuficiencia y quedar muy bien cuando tenemos un encuentro con amigos. La pega es que solo dura unos días por lo que es mejor hacer poca cantidad.

Y estos son los pasos para elaborar las trufas con crema de whisky que pueden ser un detalle dulce para cualquier velada. Además, las podemos preparar con antelación y tener congeladas:

Ingredientes

CREMA DE WHISKY

  • 1 bote pequeño de leche condensada
  • esa medida de café
  • la ½ de esa medida de whisky

Recomiendo usar los tubos de leche condensada (unos 175 ml) y no botes de 1/2 kg porque esta crema se conserva pocos días. Con estas medidas obtenemos un licor de sabor rico y muy parecido al Baileys original pero podríamos modificarla para hacerla más suave: con menos café y menos whisky y añadiendo una cucharadita de esencia de vainilla. De hecho, el Baileys lleva en sus ingredientes vainilla, chocolate y caramelo.

TRUFAS

  • 1 tableta de chocolate de fundir o con leche
  • 1 tableta de chocolate negro (unos 300 gr entre ambos chocolates)
  •  150 gr de nata para montar
  • 50 gr de mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • 6 o más cucharadas de crema de whisky casera, según lo que queramos que se note el alcohol
  • Para rebozar por fuera: coco rallado y virutas de chocolate. También podría ser con azúcar glas, chocolate fundido negro o blanco, cacao en polvo o frutos secos en trocitos.

NOTA: nos hemos decidido por la medida de 300 gr de chocolate y la mitad de nata y poca mantequilla porque, con más nata quedan muy blandas. y con menos tan duras que no se pueden hacer bolas sino que habría que cortar las trufas en cuadraditos, tipo ganache o turrón

Elaboración

CREMA DE WHISKY

Preparamos la crema un día antes juntando todos los ingredientes, removiendo con una cuchara y rellenando una botella bonita. Ya que nuestro licor no tiene marca, al menos que tenga buena presencia. Las botellas de whisky de malta nunca fallan…

TRUFAS

1. Fundimos el chocolate troceado con la mantequilla, la nata y el azúcar al baño María en una cazuela. Removemos poco a poco

2. Al final y cuando esté todo derretido e integrado, añadimos el licor.

3. LO vertemos en una fuente rectangular, que cubrimos previamente con papel de horno, y dejamos endurecer en el frigorífico o congelador entre hora y media o 2 horas

4. Para dar la forma redonda tenemos varias posibilidades:

  • con 2 cucharas y después redondeamos con la mano
  • directamente con la mano
  • con el accesorio que hacer bolitas. No el de helados que es muy grande sino el pequeñito con el que se hacen bolas de manzana, melón, …

5. Colocamos en diferentes platos o sobre una encimera limpia o papel de horno las opciones de la cobertura y rebozamos allí las trufas para que se decoren por fuera. También las podemos hacer rodar y así se redondean aún más

6. Las dejamos en moldes de trufa y guardamos en frigorífico o congelador

Y disfrutamos de un dulce tan sugerente…

NOTA:

  • variedades de trufas hay mucha empezando por los chocolates elegidos, con leche, negro o blanco
  • se pueden usar otros licores como licor de menta o de naranja