Cuando es tiempo de calabacines, todos buscamos recetas ricas y variadas para no aburrirnos de comer mucha veces la misma verdura. Recuerdo con añoranza el calabacin rebozado de mi abuela que consistía simplemente en rebozar rodajas de calabacin con huevo y harina.

Esta receta de tortitas de calabacín recuerda ligeramente a la de mi abuela pero lleva calabacin rallado con piel, queso y la elaboración es diferente. Resultan muy ricas, sacian bastante porque equivalen a un “San Jacabo” vegetal y nos salen más de 15 tortitas por lo que es ideal para una comida copiosa o para llevar fuera.

Estos son los pasos:

Ingredientes

  • 550 gr de calabacín
  • 2 huevos
  • 100 gr de harina. Hemos usado integral
  • 60 gr de queso rallado
  • 1 cucharadita de levadura
  • Sal y pimienta

Elaboración

1. Lavamos bien el calabacin porque vamos a usarlo con piel. Lo rallamos en un rallador de queso y lo dejamos escurriendo sobre un colador unos 20′ para que suelte agua.

2. En un bol grande batimos los huevos y lo mezclamos con la harina, levadura, el queso y los condimentos.

3. Añadimos el calabacin escurrido al conjunto y removemos.

4. Con dos cuaharas cogemos la mezcla y freimos en una sartén con aceite caliente hasta que veamos la tortilla cuajada y doradita. Tarda varios minutos por cada lado.

5. Recogemos las tortitas con una espumadera y las reposamos sobre papel absorbente. Ya están listas para comer, incluso con las manos…

Guardar