En casa somos fans de las patatas al horno aromatizadas con diferentes hierbas, tanto que desde que las cocinamos así apenas catamos las patatas fritas, y si las acompañamos de boniato la receta gana en sabores y matices.

El boniato, también denominado batata en América del Sur, es un tubérculo muy digestivo y rico en antioxidantes pero no es solanácea como la patata. Aunque es típico en la gastronomía de algunas comunidades españolas, en Cataluña lo venden en otoño las castañeras asado y con él se elaboran dulces, apenas es conocido y cocinado por las familias. Y es una pena porque es realmente sabroso y versatil en cremas de verduras (como esta con calabaza y boniato), como patatas fritas (solo recomendable ocasionalmente), en postres o asadas como explicamos ahora.

Esta es la receta de patatas y boniatos aromatizados al horno:

INGREDIENTES

  • 2 patatas
  • 2 boniatos
  • sal, pimienta, orégano, romero u otras hierbas al gusto
  • unas cucharadas de aceite de oliva

ELABORACIÓN

1. Pelamos las patatas y boniatos (la piel del boniato es más dura pero también podemos usar el pelador de patatas)

2. Los picamos en trozos pequeños o gajos y los colocamos en una bandeja de horno sobre papel de horno para no manchar y hacerlo más manejable.

3. Espolvoreamos las hierbas al gusto, vertemos unos chorritos de aceite por toda la bandeja y con las manos bien limpias lo embadurnamos todo de este aceite aromatizado

4. Horneamos unos 30′-40′ o el tiempo necesario para que se queden las hortalizas cocidas y blandas. Temperatura 180º

5. Y ya tenemos un estupendo acompañamiento para multitud de platos o un aperitivo caprichoso que sorprenderá por su dulzor a los comensales