[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=93_vfVWnGLU[/youtube]

Problema: llegamos a casa sedientos y tenemos las bebidas calientes.

Solución lenta no apta para impacientes: poner las bebidas en el congelador donde tardarán más de 20′ en enfriarse

Truco express: seguir las instrucciones de este didáctico vídeo, Consejos para Rodríguez desesperados, y colocarlas en un recipiente con agua, hielo y una cucharada de sal dentro del frigorífico. En menos de 5′, seremos más felices.

No nos debería sorprender porque también se usa la sal para derretir la nieve en las carreteras y esta técnica de hielo, agua y sal se suele usar en los hoteles para mantener frío el champán. La explicación científica es la siguiente:

“La mezcla baja rápidamente de temperatura sin llegar a congelarse gracias a la sal. Ésta, para disolverse, necesita energía y tendrá que tomarla absorbiendo el “calor” del agua. A la vez, el hielo se derretirá puesto que el contacto con la sal disminuye su temperatura de solidificación, y para perder la estructura sólida también necesita energía por lo que también la tomará del agua enfriándola aún más.

Por supuesto, el contacto con el exterior “dificulta” nuestro objetivo. (el aire caliente aporta energía), pero en una nevera el proceso no tendrá freno. De modo que podéis considerar al congelador como un SuperBoost”

Fuente y aquí más explicaciones

Seguro que este tipo de trucos racionales aumentan nuestra calidad de vida y nos sacarán de más de un apuro.

Descubierto en Sin dinero

En La Cocina Alternativa: Cómo pelar ajos sin esfuerzo