¿De qué tienes que desprenderte para adelgazar? Entrevista a May Morón

may

¿Por qué cuesta tanto adelgazar? ¿Por qué se recuperan los kilos perdidos en muchas ocasiones? ¿Qué hay detrás de la epidemia de sobrepeso actual? ¿Qué papel juega nuestra mente y emociones en el peso?

Entrevista a May Morón, coach nutricional y autora de “¿De qué tienes que desprenderte para adegazar?” sobre estos temas:

1. Dicen los datos que el 40% de los adultos tienen sobrepeso en España ¿qué crees que está pasando?

Resulta curioso, el conflicto permanente al que estamos sometidos en nuestra sociedad actual. Por un lado, la moda de cuidarse, de estar sanos y delgad@s, y por otro lado, en el otro extremo, todo lo contrario: anuncios de refrescos azucarados o light (química pura), comida basura, alcohol, tabaco… además si vas por la calle y te fijas, te encuentras con todo tipo de tentaciones: como hamburguesas XXL, tres donuts por precio de dos, si te llevas una pizza grande, te regalan otra…

No es fácil crear un ambiente saludable a nuestro alrededor, hay abundancia de comida basura por todas partes, olores, ofertas que nos hacen comprar de más y sin darnos casi cuenta. Estamos rodeados del “enemigo” y a todo esto, sumamos la vida sedentaria (cogemos coche, bus, metro, ascensor, llegamos a casa y tumbing con mando a distancia…) y ya tenemos la ecuación perfecta para esa grasita y esos kilitos de más.

Lo que más me sorprende, indigna y me llama la atención, es que en una parte del mundo hay mucha gente que se muere de hambre cada día y en la otra, un gran número de personas teniendo problemas de peso, gastando mucho dinero en dietas constantes para adelgazar, operaciones y tratamientos de estéticas…a veces, la obsesión es tal, que se pone incluso en peligro la salud. Hoy en día hay gran cantidad de enfermedades asociadas a los malos hábitos: diabetes, colesterol, sobrepeso, trastornos alimentación como anorexia, bulimia, atracones compulsivos…

¿Estamos locos o estamos dormidos? ¿Dónde hemos dejado el sentido común? Cada vez hay más comodidades, más oportunidades…y curiosamente, cada vez, más personas infelices y estresadas. ¡Curioso! por decir algo. Hay un gran número de personas que está descontentas con su peso y de hecho, cada día millones de personas empiezan, en algún lugar del mundo, una dieta de adelgazamiento o un tratamiento u operación de estética. Este mundo de las dietas, estética, culto al cuerpo… mueve mucho, mucho dinero, al igual que la industria de la alimentación. Y cuanto más cosas sacan, más gord@s hay.

¿Por qué hay tanta desinformación si estamos en la era del conocimiento?

Tenemos que pararnos y empezar a tomar conciencia de qué comemos y quién decide lo que comemos.

No queda otra, que ser uno mismo quien asuma la responsabilidad de su vida, su salud, alimentación… es una elección. Si tomando conciencia, uno decide no asumirla y dejarse llevar, ya sabes que tarde o temprano, pagará un precio alto, si no lo está pagando ya (kilos de más, falta de energía, malas digestiones, hinchazón, celulitis, colesterol…).

Tenemos que coger las riendas de nuestra vida y responsabilizarnos de ella y de nuestra salud (física, mental y emocional), de nuestro cuerpo, de nuestra imagen, de cómo queremos vernos y sentirnos (por dentro y por fuera), de qué clase de alimentos nos llevamos a la boca, de qué ejemplo y educación alimentaria les damos a los hijos… Es hora de dejar el sillón de casa y el mando de la TV, empezar a movernos y dejar esa vida sedentaria, te aseguro que el sillón seguirá ahí cuando vuelvas.

Bueno, otra opción, ya sabemos que es la de seguir dormid@ y dejarnos llevar por la corriente a ver dónde lleva.

Vuelvo a decir que es una ELECCIÓN personal, de cada uno. Pero si decides no hacer nada, por favor, no te quejes.

2. Acabas de publicar un libro titulado “¿De qué tienes que desprenderte par adelgazar?”. ¿Qué aporta esta obra al mercado de dietas y fitness?

No quería meterme en dietas o regímenes para adelgazar, ya que está demostrado, que por sí solas, no suelen funcionar, al menos, a largo plazo. El peso es consecuencia de muchas cosas que no se ven, como creencias limitantes, hábitos insanos, una mala gestión de emociones, pensamientos disfuncionales…que no ayudan a la hora de perder peso y además no se suelen tener en cuenta a la hora de perder peso. No vamos, no se va la a raíz del problema sino a su consecuencia. 

Al escribir el libro, me he basado en mi experiencia personal y la experiencia con cientos de clientes en sus procesos de coaching. Pienso que hay algo que no estamos haciendo bien en la sociedad, estamos en la era de la información y cada vez menos informados (no sabemos que es bueno o malo) y nunca antes había habido tantos recursos y oportunidades para cuidarnos. Lo curioso, es que el efecto es todo lo contrario, cada vez más personas con peso, autoestima baja y personas infelices.

Por eso me dirige a todas aquellas personas que quieren algo diferente y están cansadas de hacer dietas y tener ese peso sobrante que va y viene, a todas aquellas personas que quieren empezar a cuidarse, a quererse y a respetar sus cuerpos. Con esta obra, el lector conseguirá reflexionar si va por buen camino o si quiere un cambia de verdad, un cambio de mentalidad, una toma de conciencia y una llamada de acción.

3. ¿Qué se necesita realmente para adelgazar de forma sostenida y permanente?

Primero quererlo, querer de verdad ese cambio El cambio no se hará efectivo dentro de uno mismo hasta que uno no se “rebele” y decidas no soportar ni un día más ese estilo de vida actual y malos hábitos, que llevan a este peso y cuerpo que no gusta. La decisión debe ser un PACTO con uno mism@, algo que hay que conseguir sí o sí.

Hasta que uno no tiene claro y cristalino el para qué quiere adelgazar, tener un cuerpo saludable, buenos hábitos, hacer ejercicio…no conseguirá el cambio. Por eso, es importante pararse y pensar realmente qué quieres, tienes que desearlo. Si las motivaciones son fuertes no habrá excusas que puedan uno mismo. Grabar esto en lo más profundo de tu ser, para tenerlo siempre presente. Así que, conocer los motivos y razones para conseguir esa meta tan deseada, si no están claros, es difícil llegar a buen puerto, es como si quisieras hacer un viaje y no supieras dónde ir.

Y saber que todo tiene un precio, hay un coste, tanto si se decide seguir como hasta ahora, con malos hábitos y kilos de más, como si hacemos cambios para llevar una vida saludable con cierta flexibilidad.

¿Qué ganancia y qué pérdida hay si se elige uno u otro camino?

4. Afirmas en tu libro que “cada sobrepeso cuenta una historia”. ¿es necesario un psicoanálisis de los kilos?

Cuando nos planteamos adelgazar y perder peso, nos enfocamos, normalmente, en la báscula, o mejor dicho en el número que marca la báscula.

No nos damos cuenta de que esos kilos están ahí por alguna razón. Por eso, enfocarnos en el peso y en la báscula, algo que suele ser habitual, no suele terminar dando los mejores resultados.

Nuestros hábitos alimenticios tienen una relación directa y muy especial con nuestra emociones, somos “comedores emocionales”, comemos o dejamos de comer por muchos motivos: por estrés, ansiedad, soledad, aburrimiento, cuando tenemos un mal día, incluso cuando tenemos un buen día para premiarnos… en fin, comemos y comemos, es como si todo girara en torno a la comida, generando además, unos hábitos insanos (comemos rápido, de pie, nos saltamos comidas, llevamos una vida sedentaria…) y a todo esto añadir, unas creencias que nos limitan (“siempre he estado gordit@”, “yo siempre como 1º, 2º y postre”, “es que si no como chocolate después de las comidas me falta algo”, “en mi casa no se deja nada en el plato”, “soy del buen comer”…).

La causa por la que nuestra salud se resiente, aumentamos o disminuimos de peso, no la vemos (o no la queremos ver), no somos conscientes y nos sometemos a dietas de todo tipo, no siempre saludables, una y otra vez y luego aparece el temible efecto Yo-Yo.

¿Cuáles son las causas de este desequilibrio que están afectando a tu peso, imagen, salud, autoestima…? Quizás sea hora de ir más allá y examinar tu “mochila emocional”, tus hábitos actuales, tus creencias, tus obstáculos y no olvidarnos de nuestro entorno que también influye en mayor o menor medida.

Nuestro cuerpo es un reflejo de nuestros hábitos, un reflejo de lo que hay dentro de nosotros.

5. ¿Quién es May Morón y cómo ha llegado a escribir este libro?

Después de estudiar Derecho y llevarme más de 12 años en departamentos de Recursos Humanos de grandes empresas, decidí formarme y seguir aprendiendo en un tema, que desde muy jovencita, me ha interesado mucho, como es la alimentación y su conexión con las emociones y lo que empezó como un hobby, poco a poco se fue convirtiendo en algo a lo que le dedicaba muchas horas y de lo que pensé que había un gran desconocimiento y muchos problemas en la actualidad (sobrepeso, malos hábitos, problemas alimenticios…).

Así que, me “lancé a la piscina” y decidí hacerme emprendedora aunando el coaching, la nutrición y las emociones y poder ayudar y acompañar a mucha gente a conseguir lo que yo también he conseguido hace ya mucho tiempo y que ahora es una filosofía de vida, tener unos hábitos saludables, manejar mis emociones, mantener un peso saludable y sobre todo, a sentirme y verme bien tanto por fuera como por dentro.

El libro fue un profesor mío en un café, me dijo : ¿por qué no escribes un libro? Pensé que estaba de broma, al principio. Y dije  ¿yo?…jaja. Me lo tomé como un reto a mí misma.

¿Por qué ahora?, ¿y por qué no? Me he llevado gran parte de mi juventud obsesionada con el físico, el cuerpo, la comida, las calorías, el agradar, el ser la mejor en todo…mi relación con la comida no fue siempre buena, al igual que mi relación conmigo misma. Disfrutaba poco de las cosas, porque siempre había algo que se podía mejorar y cuando conseguía ese “algo” ya estaba pensando en lo siguiente.

Hubo un día que me desperté y me dí cuenta de que no me aguantaba ni yo y además, ¡me sentía mal por sentirme mal! Intentaba llenar mi vida con un sinfín de quehaceres, imagino, para no estar mucho tiempo conmigo misma a solas. Tenía de todo, realmente era una chica privilegiada, una familia estupenda, un súper trabajo con muy buen sueldo para mi edad, much@s amig@s, buena salud, chica deportista, físicamente estaba muy bien, aunque yo no lo viera, ni me lo creyera… ¿y por qué nada era suficiente? siempre faltaba algo.

Me dí cuenta de que había estudiado algo que no me gustaba (Derecho), que llevaba una vida que no me hacía feliz y buscaba y buscaba… estaba enfadada con el mundo, hasta que reaccioné, el enfado no era con el mundo, era conmigo, ¡¡era YO!! Todo lo que buscaba estaba dentro de mí. Así que empecé un viaje interior, hace ya más de 15 años, que creo que continuará mientras viva, aunque ahora vivido desde la CONCIENCIA y desde AMOR a mí y a todo lo que me rodea.

He conseguido, por fin, estar en ese estado de tranquilidad y paz interior (la mayor parte de mi tiempo), independientemente de mis circunstancias personales, he aprendido mucho de la soledad, ahora gran amiga. Ahora soy “mi mejor amiga”, me respeto, valoro y mimo, me cuido, me alimento de forma responsable y saludable, procuro no apegarme a nada, ni a nadie y cuando hay que soltar, suelto con cariño (aunque a veces cueste). He aprendido a que no soy perfecta y no lo voy a ser y a que no tengo que gustar a tod@s y eso me relaja muuuucho. También he aprendido a dar las gracias por cada pequeña cosita de mi día a día y sobre todo, a aceptar (me), a fluir y a sacar el aprendizaje a cada situación y circunstancia que esta escuela de la vida me tiene preparada. De hecho, mi pregunta favorita cuando las cosas no salen como esperaba, es: ¿qué puedo aprender de esto qué no ha salido como yo esperaba?

Ahora soy yo la protagonista de mi historia, mi vida la manejo yo, he decidido no ser víctima de nada, ¡elijo actuar!, ¡elijo vivir!

MAY MORÓN

Otros artículos de May Morón en La Cocina Alternativa

 

 

 

 

 

Imprimir Enviar 1 Comentario

Trackbacks for this post

  1. ¿De qué tienes que desprenderte para adelgazar? | May Morón

Tienes algo que decir? Déjanos un comentario!