Receta de sopa fría de clorofila

sopa clorofila

¿Quién no conoce el gazpacho o el salmorejo? Riquísimas recetas con tomates y hortalizas varias. Pero hay muchas otras sopas frías de distintos colores e ingredientes y también llenas de vitalidad y nutrientes. De hecho, estas recetas equivalen a ensaladas para beber.

Esta sopa fría de clorofila lleva espinacas, aguacate y pepino y el toque aromático del jengibre y limón. No contiene ni pan, ni ajo, ni vinagre como muchos gazpachos tradicionales, está deliciosa y es una forma diferente de tomar las muy saludables hojas verdes más allá de los zumos verdes.

Recordamos que la clorofila tiene similar estructura molecular a la hemoglobina de la sangre humana y los alimentos que la contienen favorecen la oxigenación sanguínea. El oxígeno es el elemento más importante para mantener las células vivas y en funcionamiento.

Además, los vegetales de hoja verde alcalinizan, regulan el tránsito intestinal, son un chute de energía y unos de los alimentos naturales con más densidad nutricional del planeta.

Esta es la receta de la sopa fría de clorofila paso a paso:

Ingredientes

  •  1 pepino
  • 125 gr de espinacas lavadas
  • la pulpa de 1 aguacate maduro
  • 300 ml de agua
  • el zumo de 1 limón o lima
  • 4 cm de jengibre que pelamos y rallamos en rallador de jengibre o rallador de queso
  • sal
  • GUARNICIÓN: semillas de chía, aceite de oliva virgen

Elaboración

Pelamos el pepino, rallamos el jengibre, exprimimos el cítrico y vaciamos el aguacate.

Juntamos todos los ingredientes y los batimos. No hace falta colarlo porque nos queda una textura más cremosita.

Servimos en cazuelitas individuales y aliñamos cada una con un chorrito de aceite de oliva y las semillas.

 

Esta y 19 recetas más de gazpachos, sopas frías y ensaladas para beber las puedes encontrar en nuestro recetario CUCHARA DE VERANO: gratuito al suscribirte al blog La Cocina Alternativa

gazpachos peq

 

Imprimir Enviar Sin Comentarios

Tienes algo que decir? Déjanos un comentario!