Me entrevistan en la web “BENDITA COCINA”

bendita cocina

Cuando me escribieron de una web llamada BENDITA COCINA solicitándome una entrevista no lo dudé ni un momento, porque su nombre expresa muy bien lo que yo pienso de la cocina: un lugar sagrado que tiene mucho que aportarnos en bienestar, salud y placer, y porque eran unas preguntas muy diferentes a lo habitual.

Bendita Cocina” es un servicio de chefs a domicilio que opera en distintas ciudades en España y en su blog han entevistado a blogueros famosos como Susana de Webos Fritos, Alfonso de Recetas de Rechupete, Paula de Con las zarpas en la masa o Javi de Javi recetas; así que es un honor aparecer junto con la “primera división” de los blogueros gastronómicos.

Podeís leer AQUÍ la entrevista que se centra más en mi actitud ante la vida que en nuestro blog propiamente dicho. Me preguntan sobre tendencias que no seguiría en la cocina, decepciones en restaurantes, mi físico, a quién admiro, mi legado y más.

Os adelanto que el jengibre, la cebolla y las almendras no faltan en mi despensa y que no admiro a cocineros famosos sino a las personas que día a día consagran la cocina como el espacio alquímico que es:

“Siento decirte que veo a los cocineros famosos más como una industria que como el noble oficio de alimentar un hogar. Admiro a las personas –mujeres principalmente y algunos hombres- que cocinan con amor para si mismas y sus familias, que no lo consideran una pérdida de tiempo y que son conscientes de todo lo que aporta una cocina sana.

Ancestralmente, la cocina era un lugar sagrado en la casa donde nos nutrimos, reunimos y autogestionamos la salud. En la cocina hay alquimia y en la actualidad es uno de los ejes del activismo alimentario.

Destaco estas citas del autor Michael Pollan:

“Cocinar por el puro placer de hacerlo y dedicar parte de nuestro tiempo de ocio a ello es declarar nuestra independencia de las corporaciones que buscan convertir cada momento en una ocasión para consumir. Es rechazar la debilitadora idea de que, al menos cuando estamos en casa, producir es un trabajo que debemos dejar a otros, y de que la única forma legítima de ocio es el consumo. Esa dependencia que los vendedores llaman ‘libertad”. 

“Preparar un plato para alguien no sólo es revolucionario, sino también una muestra de amor de lo más gratificante para el que la practica. Cocinar nos da la oportunidad, muy rara en el mundo moderno, de trabajar directamente en nuestro favor, y a favor de la gente a la que damos de comer. ¿Hay alguna práctica menos egoísta, un trabajo menos alienante, un tiempo menos desaprovechado que preparar algo delicioso y nutritivo para la gente a la que quieres?“

Feliz lectura

 

Imprimir Enviar Sin Comentarios

Tienes algo que decir? Déjanos un comentario!