Depuración integral: sanando a todos los niveles

nuevo mundo

Dice un viejo proverbio oriental que “antes de cambiar el mundo, da dos vueltas por tu propia casa” y nuestra “casa” está compuesta por varias habitaciones o pisos: nuestro cuerpo físico, emocional, mental, y energético-espiritual. Sin salud, sin ánimos, sin fuerzas… poco podremos hacer para llevar nuestra propia vida a buen puerto y mucho menos para dejar el mundo mejor de lo que lo hemos encontrado.

Os traigo un capítulo muy esclarecedor del libro recientemente publicado “UN NUEVO MUNDO EN MANOS DE HÉROES: cómo un despertar de conciencia integral nos conduce a una revolucionaria transformación humana” en el que su autor, Pepón Jover, hace una completa recopilación y análisis del cambio de paradigma actual pero no se limita a temas “macro” (historia oculta, economía, fuentes de energía, control social, …) sino también a “micros” que nos competen a cada individuo en la vida cotidiana.

El libro tiene un capítulo dedicado a la alimentación titulado “Somos lo que comemos” y en él trata sobre el aspartamo, glutamato monosódico, el azúcar, la carne y mucho más.

A continuación exponemos sus consejos para una depuración integral que nos permita ser quienes realmente somos:

Depuración Integral

El proceso de despertar de la conciencia debe ir acompañado por una depuración integral de nuestro ser. Una depuración que es tanto una consecuencia del despertar como también un estímulo para él. Como todo proceso natural debe ser algo progresivo, para que todas las partes de nuestro ser puedan ir desprendiéndose de lo que ya no necesitan.

Por su carácter integral, debemos contemplar las múltiples dimensiones que nos constituyen, empezando por el cuerpo físico y nuestro entorno, pasando por la mente, las emociones, nuestras relaciones sociales, y por lo espiritual.

Veamos brevemente qué elementos podemos contemplar en cada una estas dimensiones:

EN LO FÍSICO:

El cuerpo es el templo del Alma, y debemos cuidarlo, para que ella pueda manifestarse a través de él, en nuestro día a día.

  • Mejorando los hábitos de alimentación, hacia una dieta más alcalinizante (respetando el diseño alcalino de nuestro organismo)
  • Alimentarse de verduras y frutas lo más naturales, ecológicos y crudas posible.
  • Los alimentos tienen información y energía, cuanto mayor sea su frecuencia, más nos ayudarán a nosotros a elevar la nuestra.
  • Evitar alimentos procesados industrialmente, transgénicos y con químicos añadidos (conservantes, colorantes, saborizantes, etc.)
  • Eliminación del microondas para cocinar o calentar.
  • Eliminación de sartenes y ollas de teflón, aluminio, etc. Lo mejor son las de acero inoxidable y titanio (no liberan minerales tóxicos en la cocción, que van al torrente sanguíneo y al cerebro).
  • Eliminación progresiva de dulces, edulcorantes, sodas y otros neurotóxicos.
  • Eliminar la sal común (99% de cloruro sódico) altamente tóxica, y pasar a utilizar la verdadera sal marina o del Himalaya, con todos sus minerales (y poco sodio). Recordar que el cuerpo funciona con sal, no con azúcar, ya que todos sus fluidos son salados, no dulces.
  • Realizar depuraciones corporales periódicas por medio de ciertos alimentos.
  • Realizar limpiezas hepática y de riñones, para eliminar los cálculos biliares acumulados, que intoxican y reducen la efectividad del hígado.
  • Realizar limpiezas de colón e intestino grueso, para impedir la acumulación de toxinas precursoras de enfermedades.
  • Eliminación expresa del flúor de la pasta de dientes y otros productos y alimentos.
  • Beber suficiente agua para hidratar todo nuestro sistema. Cuanto más alcalina (entre 8 a 10) e ionizada, mejor.
  • Realizar ejercicio físico con cierta frecuencia, aunque, sea baja. Lo importante es la constancia.
  • Exponerse al sol para alimentarse de su energía y facilitar que el cuerpo sintetice la vitamina D.
  • Utilizar ciertos complementos que nos remineralizan, alcalinizan y proveen de las vitaminas necesarias, carenciales en nuestra alimentación por el empobrecimiento de las tierras como consecuencia de la sobreexplotación de los suelos de cultivos.

EN EL ENTORNO:

  • Exponerse a entornos cargados de iones negativos, ya que nos vitalizan. Como en la naturaleza o creados artificialmente por ionizadores.
  • Alejarse de radiaciones móviles, inalámbricas. Apagar el wi-fi antes de irse a dormir. Intentar hablar por el móvil con auriculares. No utilizar teléfonos inalámbricos en casa.
  • Utilizar tecnología orgónica para menguar las radiaciones electromagnéticas procedentes de los aparatos eléctricos.
  • Dejar de ver la televisión, o directamente, “tirarla por la’ ventana”. Emite mucha radiación, y más cuanto más moderna.

A NIVEL MENTAL:

  • Eliminar la televisión. Es fuente de programación mental, genera ansiedad por la velocidad de imágenes y sonido, y por el tipo de información que se recibe, en un 90% negativa. La TV aletarga la mente, induciendo al cerebro a entrar en un estado de ondas Beta, desde el que el filtro mental y el sentido crítico se relajan. Vivir sin televisión es más saludable. Aparte de que libera tiempo para hablar con la familia, leer y hacer otras cosas, sin quedarse idiotizado frente a la pantalla.
  • Eliminar fuentes de información que contengan información basura.
  • Eliminar actividades que empobrecen nuestra mente, como los videojuegos comecocos.
  • Cuestionar nuestras creencias, teorías, prejuicios, certezas sobre nosotros y la realidad en la que vivimos, ya que pueden ser muy limitantes. No dejarnos vencer por el orgullo o la arrogancia de creer que sabemos.
  • Observación, descubrimiento, análisis y cuestionamiento de los mandatos que hemos introyectado (asimilado sin filtro) procedentes de nuestros padres o cuidadores, y de la sociedad en la que hemos crecido y nos movemos.

A NIVEL EMOCIONAL:

  • Sumergirse en un proceso de autoconocimiento profundo, tanto con y/o sin ayuda de profesionales de la psicoterapia, o a través de grupos de formación.
  • Identificar y transformar todos aquellos patrones emocionales que nos impiden ser nosotros mismos.

A NIVEL SOCIAL:

  • Deshacernos de relaciones perjudiciales, que no nos enriquecen, reuniéndonos con personas o grupos que nos inspiren, estimulen y ayuden.

A NIVEL ESPIRITUAL:

  • Cuestionar las creencias que no están basadas en el sa de la experiencia. Es importante pasar de la fe del carboi ro a la experiencia, la cual se convierte en saber.
  • Desarrollar un sentido crítico frente a movimientos sociales como el New Age. Como apunta Jorge Ferrer, la esritualidad no es “experiencialismo” – experimentar a toda costa-, sino transformarse en seres más completos
  • Desarrollar la capacidad para discernir entre lo auténtico y lo falso. Acercamos hacia lo verdadero nos ayuda a ser más nosotros mismos, desde la esencia. En definitiva, a más libres.

Fuente: Héroes de hoy

Otro artículo sobre el libro

Y una conferencia de Pepón Jover sobre el Despertar de la Conciencia Integral:

Imagen de previsualización de YouTube
Imprimir Enviar 3 Comentarios

Trackbacks for this post

  1. 12 de Junio ( Barcelona ) - Presentación del libro: Un nuevo mundo en manos de Héroes | La Caja de Pandora - Medio de información Integrativo para la evolución humana - Barcelona
  2. "LOS HÉROES ACTUALES son los que se atreven a hacer las cosas de manera diferente". Valiente entrevista al autor Pepón Jover
  3. Uniendo los Opuestos (16) Entrevista a Pepón Jover: Llamamiento a los héroes de hoy para construir un nuevo mundo | Lo que podemos hacer

Tienes algo que decir? Déjanos un comentario!