Consumo eléctrico en la cocina: consejos para optimizarlo

¿Queremos reducir nuestro consumo energético en casa por ahorro económico y sostenibilidad/no despilfarrar? Pues este esquema nos ayuda a detectar qué equipos consumen más para que tomemos medidas.

Los 4 más gastadores son la iluminación, el frigorífico, la calefacción y la televisión. Lo de la televisión tiene fácil arreglo porque no tenerla o usarla poco aporta grandes ventajas y que nos desinformen y manipulen menos. En la iluminación y calefacción hay que recurrir a la sensatez ancestral (aprovechar al máximo la luz natural, apagar las luces, tener lámparas sencillas, usar termostatos, bajas las persianas cuando corresponda por el clima, etc.)

Y respecto a la cocina, aquí van unos consejos tomados de esta Guía para ahorrar energía y agua en casa. Algunos de ellos los matizamos porque no se trata de ahorrar energía a costa de la salud o perder propiedades nutricionales de los alimentos.

Cocina

Hierve sólo el agua que necesitas y tapa la olla, calentarás más rápido y consumirás menos.

Regula el fuego. Cuando la comida llega al punto de ebullición se puede poner el fuego al mínimo.

??????? Prefiere las ollas a presión siempre que puedas, son mucho más eficientes. Las cazuelas de hierro, acero inoxidable o barro son preferibles a las de aluminio.

Mantén limpios los quemadores de la cocina, si se atascan consumen más.

Utiliza el fogón más apropiado al tamaño de la cazuela o sartén. Recuerda que el fondo del recipiente debe ser mayor que el diámetro del fogón para aprovechar mejor el calor.

Evita abrir la puerta del horno mientras esta en marcha, además de perder una gran cantidad de calor cada vez que se abre la puerta, haces que el alimento tarde más en cocinares. Apaga el horno unos instantes antes con el fin de aprovechar el calor residual para terminar la cocción.

?????? El microondas consume un 70% menos de energía que el horno.

Compra alimentos de temporada y producidos en tu localidad que no han sido transportados largas distancias ni refrigerados. Son más respetuosos con el medio ambiente y favoreces la economía local.

El gas es una energía más limpia y económica que la electricidad, tenlo en cuenta a la hora de cambiar tu caldera o cocina.

Si vas a comprarte un electrodoméstico, escoge uno de clase energética A++ o A+. Recuerda elegir el aparato función de tus necesidades, la gente que sois en casa, vuestros hábitos alimentarios, etc.

Las lavadoras de carga frontal consumen menos energía y agua que las de carga superior.

Los lavavajillas con dos tomas independientes para agua fría y caliente reduce considerablemente la energía consumida por este aparato.

 

PUNTUALIZACIONES

  • El microondas cambia la estructura molecular de los alimentos, destruye las enzimas y parte de los nutrientes, como los antioxidantes, y aumenta los radicales libres. En absoluto compensa su uso porque consuma poco. Nos lo podemos ahorrar totalmente
  • Respecto a la olla exprés, la Dra. Odile Fernández en su libro “Alimentación anti-cáncer” desaconseja su uso porque en ella los alimentos alcanzan los 140º y por encima de los 100º se destruyen la mayoría de vitaminas y minerales

Lavadora

Utiliza la lavadora con la carga completa siempre que puedas. La media carga utiliza más energía proporcionalmente.

El 85% de la energía que consume la lavadora la utiliza para calentar el agua. Utiliza programas de 30º-40º grados que gastan mucha menos energía y son menos dañinos para tu ropa.

Mantén limpio el filtro de la lavadora para optimizar su funcionamiento.

Evita utilizar la secadora y tiende fuera siempre que puedas. En caso de utilizarla, centrifuga la ropa antes de meterla para eliminar el exceso de humedad. Si tiendes dentro de casa, la humedad de la ropa enfría el ambiente y en invierno necesitarás subir la calefacción.

Nevera

La nevera es uno de los electrodomésticos de la casa que más energía consume, por ello hay que prestarle más atención.

Una temperatura de 6º para el frigorífico y -18ª para el congelador es suficiente para conservar los alimentos.

Mantén las paredes del congelador sin hielo. El hielo hace de aislante y provoca que el motor tenga que trabajar más.

Vigila que las rejillas de ventilación no estén obstruidas y mantén limpia la parte trasera, el polvo también actúa como aislante.

Comprueba que las gomas de las puertas cierran herméticamente. Límpialas periódicamente y aplica un poco de talco para mantener su elasticidad.

Llama al servicio técnico si la nevera hace ruido constantemente, significa que el motor funciona sin parar.

Abre la puerta de la nevera el menor tiempo posible

Descongela los alimentos en la nevera para aprovechar ese enfriamiento.

Fuente: Guía para ahorrar energía y agua en casa

En La Cocina Alternativa: 10 consejos para generar MENOS RESIDUOS en la cocina
En La Cocina Alternativa: 7 pasos para ser feliz en un mundo pequeño y local
En La Cocina Alternativa: Guía para una vida sana (alimentación y cocina)

 

 

Imprimir Enviar 1 Comentario

Trackbacks for this post

  1. Consumo eléctrico en la cocina: consejos para optimizarlo | R-evolución 2012

Tienes algo que decir? Déjanos un comentario!