Alquimia, poder y oxitocina en la cocina

(Artículo escrito por mi y publicado en junio 2012 en la revista Ob Stare dedicada a la Oxitocina)

 “Are you going to Scarborough Fair?
Parsley, sage, rosemary, and thyme.
Remember me to one who lives there,
she once was a true love of mine”

“¿Vas a la feria de Scarborough? Perejil, salvia, romero y tomillo. Dale recuerdos a alguien que vive allí, a aquella que fue mi amor verdadero”. Así reza el estribillo de una canción tradicional inglesa del siglo XII de autor desconocido que fue inmortalizada por Simon y Garfunkel en 1966, que ha sido versionada en incontables idiomas y estilos, y cuyo mensaje es atemporal y universal.

Imagen de previsualización de YouTube

Perejil, salvia, romero y tomillo (Parsley, Sage, Rosemary and Thyme) son los ingredientes de una pócima de amor muy popular en la Edad Media y, aunque la canción Scarborough Fair habla de abandono, de corazones rotos y de rencor, deja patente que la unión de la cocina con las emociones, la magia y la Vida en general es una constante a lo largo de la historia. La cocina es mucho más que saciar el estómago, y por ello los ataques contra ella tienen muchas más implicaciones.

La cocina siempre ha sido considerada y venerada como el Alma de la casa. En las cavernas, la comida, la convivencia y la organización de la tribu se estructuraba alrededor de una hoguera y en los siglos sucesivos, las cocinas han sido proveedoras de alimento,  de salud en un sentido holístico a través de los frutos de la naturaleza –comida, plantas y otros remedios-, de relaciones familiares y sociales y de amparo y arrope emocional. Es decir, de PODER, no del poder de una espada (lo externo, lo macro-social, lo masculino-acción, lo visible) sino de poder interno, invisible, femenino-receptivo, doméstico, … pero igualmente poderoso, influyente y peligroso –depende para quien-.

Desprestigiar las labores del hogar relacionadas con la cocina, reducir su espacio físico, sustituir el fuego por microondas que desvitaliza los alimentos, atomizar tanto los conocimientos sociales que todos hemos perdido el bagaje de nuestras abuelas a nivel gastronómico (la comida local y fresca siguiendo las estaciones) y a nivel terapeútico-casero (autogestión de la salud), han sido parte de las acciones de “ingeniería social” menos estudiadas pero más potentes para moldear un tipo de sociedad determinada. Y por ello, resarcirlas y recuperar lo perdido es la clave de transformaciones individuales y colectivas.

Y cada vez surgen más autores, de distintas tendencias de alimentación e ideologías, que lo saben y lo reivindican.

Michael Pollan, autor de best-sellers como “Un detective en el supermercado” o “64 reglas para comer sabiamente “ y líder de opinión en EEUU en temas de agricultura ecológica y vida sana, defiende el simple hecho de cocinar tus propios alimentos como un acto revolucionario y el paso más importante para una mejor salud, y hasta es permisivo con la comida basura siempre que se la cocine uno mismo.

“Cuando uno cocina se alimenta mejor porque nunca pondrá tanto azúcar, sal o aceite hidrogenado como una marca de alimentación procesada. Si sólo tienes la posibilidad de hacer un cambio, que sea éste: COCINA”
Michael Pollan

Roy Littlesun, heredero de la tradición hopi, sanador, agricultor y transmisor de “La revolución de las 10.000 cocinas” y enseñanzas de alimentación basada en cereales integrales, explica que la comida es la principal forma por la cual somos manipulados, que las mujeres en épocas antiguas eran consideradas las sacerdotisas, las alquimistas que tenían en su cocina su laboratorio, y que precisamente para aniquilar este poder se creó la caza de brujas y casi se perdió toda esa sabiduría ancestral que habitaba en cada hogar. Afirma que las grandes corporaciones son herederas de la Inquisición y que la correcta dieta depurará nuestra sangre y aumentará nuestra conciencia.

“Y ustedes las mujeres deben cambiar el mundo. Deben controlar el alimento, porque la comida acaba convirtiéndose en nuestra sangre. Las cocinas eran nuestras primeras iglesias, los primeros lugares de sanación, las primeras escuelas, los primeros laboratorios de alquimia; de la alimentación nació el comercio…, el grano es el primer dinero”
Roy Littlesun

El agricultor catalán y creador de la Dulce Revolución (basada en la stevia) Josep Pamiés es un guerrero de lo natural y divulga las plantas prohibidas que desde nuestra despensa pueden mejorar nuestra salud y ayudar a sanar de dolencias crónicas para el Big Pharma.

En una línea menos reivindicativa, encontramos a Montse Bradford, defensora de la alimentación energética y uno de cuyos libros se titula precisamente “Alquimia en la cocina”. Ella junto a otros expertos como la bioquímica Olga Cuevas o el médico Jorge Pérez-Calvo se alejan de las recomendaciones nutricionales y las pirámides de alimentos oficiales (demasiado salpicadas por el poder de la industria cárnica, láctea, química, transgénica y azucarera –véase los documentales* “Food Inc.”, “El futuro de la comida”, “Nuestro veneno cotidiano” o “Sweet Misery” por citar solo algunos-) y apuestan por una alimentación que mira más allá de las calorías enfatizando las propiedades energéticas de los alimentos, lo integral frente a lo refinado, lo fresco frente a lo manipulado o precocinado; diferenciando alimentos de “comestibles”; contradiciendo numerosos consejos de la nutrición “convencional” y relacionando clarísimamente dieta con emociones y enfermedades.

El tipo alimentación media occidental acidifica la sangre, moldea nuestro cerebro potenciando determinados neurotransmisores y es un mal combustible para nuestro organismo. Además, la forma des-sacralizada en la que comemos: prisas, ausencia de conciencia del acto de comer, con televisión y/o preocupaciones, redunda también en un estado de alerta y adrenalina. No hay PAZ en nuestra dieta como sí la hay en otras basadas en alimentos diferentes y en respetar nuestro cuerpo.

Y todo esto ocurre en nuestras cocinas. Pero junto a esta dimensión de salud personal, destaca otra social: los encuentros familiares y con amigos, las confidencias, los pecados alrededor de los fogones, las celebraciones, …

La “buena mesa” es una de las fuentes de oxitocina que dan un sentido de mayor plenitud a la vida por la amistad, la felicidad, el cariño y el amor que de ella emanan

Frente a la adrenalina de la civilización actual inherente en el stress, la competitividad laboral y el miedo constante, la casa puede ser un oasis ante ese exterior hostil y el refugio de la batalla. Aunque nos hicieron creer que “la Vida está ahí fuera” y que el hogar es una limitación para la realización personal, merece la pena detenerse, reflexionar y exculpar a las cuatro paredes de cargos que no le corresponden a ellas sino a la estructura de control social de cada momento histórico.

En la primera revolución femenina se quemaron corsés y delantales indiscriminadamente. La segunda revolución, más cercana a la energía femenina, está resucitando el concepto de “hogar dulce hogar” y la cocina como lugar sagrado, como centro de poder y como fuente de placer y bienestar.

Perejil, salvia, romero y tomillo son cuatro de las hierbas más importantes de la cocina europea y simbolizan virtudes: el perejil atenúa el amargor, la salvia se asocia a la salud y longevidad, el romero presenta la lealtad, fortaleza y amor, y el tomillo significa valentía y coraje. En Scarborough Fair protagonizan una historia de desamor pero en el siglo XXI, y empleadas sabia y conscientemente, pueden cocinar un final tan feliz como nosotras queramos…

Imagen de previsualización de YouTube

María del Mar Jiménez Redal es socióloga holística, co-autora del libro “Una Nueva Maternidad”, ex-ejecutiva, ex-urbanita y desertora de muchos aspectos  de nuestra sociedad. Actualmente vive en un pueblito en el norte de España con su marido y su hijo, escribe profesional y vocacionalmente en El Blog Alternativo y La Cocina Alternativa, es divulgadora del nuevo paradigma social a través de conferencias y artículos, imparte cursos de cocina sana y elabora dulces para suspirar.

(Artículo de la revista Ob Stare dedicada a la Oxitocina

Artículos relacionados en LA COCINA ALTERNATIVA

 

*DOCUMENTALES

FOOD INC

EL FUTURO DE LA COMIDA

Imagen de previsualización de YouTube

NUESTRO VENENO COTIDIANO

Imagen de previsualización de YouTube

SWEET MISERY: sobre el aspartamo

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Imprimir Enviar 16 Comentarios

16 Comentarios en "Alquimia, poder y oxitocina en la cocina"

  1. 1 - esther dice:

    Hola!
    decirte que estoy encantada con tu blog! tus escritos son excelentes, gracias por compartirlos.

    Reply →

Trackbacks for this post

  1. Poder, oxitocina y alquimia en la cocina | El Blog Alternativo
  2. El puchero de barro (poesía) | La Cocina Alternativa
  3. 24 alimentos anticáncer: nuestra despensa medicinal | La Cocina Alternativa
  4. Las mujeres y las plantas de usos medicinales (libro) | La Cocina Alternativa
  5. ¡Blogueras de cocina al poder! | La Cocina Alternativa
  6. 30 consejos para revolucionar tu cocina | La Cocina Alternativa
  7. La cocina de nuestras abuelas era mejor: 10 hábitos a imitar | La Cocina Alternativa
  8. El Blog AlternativoCULTIVA TU PRESENTE con propuestas de futuro: 10 seminarios online de septiembre 2013 a junio 2014 | El Blog Alternativo
  9. Cómo mejorar tu alimentación y cambiar el mundo: conferencia gratuita en Alfaro (La Rioja) | La Cocina Alternativa
  10. Entrando en la onda de la cocina saludable | sazoncompleta
  11. 27 recetarios saludables, inspiradores y gratuitos | La Cocina Alternativa
  12. ¿Quién hace las tareas en casa? | La Cocina Alternativa
  13. Alquimia, Poder y oxcitocina en la cocina | AlmaVerde
  14. Jon Valdivia La cocina alternativa
  15. Más allá del libro "Una Nueva Maternidad": nuevos proyectos y más

Tienes algo que decir? Déjanos un comentario!